Inicio / Clubs / Así es IQL Sport, un club de autor en Benidorm
Así es IQL Sport, un club de autor en Benidorm

Así es IQL Sport, un club de autor en Benidorm

Benidorm es el centro de operaciones de IQL Sport, un pequeño club de autor que tiene sus miras puestas en el mercado exterior. Su ubicación obliga y la amplia población residente de origen foráneo ha marcado la historia de un pequeño club que va consolidando su modelo paso a paso.
Fernando Ortega explica la filosofía de IQL Sport asegurando que “nos gusta de trabajar con el grupo de fuera. Mi mujer, Cristina, es parte fundamental del proyecto y es rusa. Viajamos dos años por distintos países: Estados Unidos, Italia, Francia …el objetivo no era otro que para aprender como funcionan las cosas en otros paises. De todo esto se nos ha quedado un poco el estar más abierto al público extranjero”
Una apuesta que se sustancia, cuenta Ortega en que “en estos momentos, el 80% de nuestro público es de fuera. Rusos, noruegos…un poco de todos los lados”

La apuesta diferente de IQL Sport no sólo tiene en el cliente extranjero su punto diferente con respecto a otras instalaciones del mismo tipo sino que Ortega defiende también que “la instalacion nada tiene que ver con el club tradicional español al que estamos acostumbrados.Es un club muy abierto, no tenemos socios, simplemente usuarios, alumnos…no hay trato preferencial al socio porque no existe esta figura. Eso hace que a la gente le guste el modelo nuestro. Es algo similar a lo que hizo en su día Ciudad de la Raqueta, que es un modelo que me gusta mucho. Somos un club muy americano, muy sencillo y práctico. Muy centrados en la parte deportiva. ”

IQL significa innovación y calidad en el deporte. Es una expresión latina que Fernando Ortega lleva hasta las últimas consecuencias. En su modelo, asegura apostar por la competición, “que es lo primero con lo que empezamos aquí” .” David Plaza trabaja con nosotros llevando la escuela base. Es el encargado y su visión nos ha permitido abrirnos a eventos de tenis en la calle o en la playa. En competición, desde hace poco, trabajamos un entrenador como Mariano Campos, que colabora con Rubén Ramirez. Le queremos dar un vuelco apostando más por la calidad. La filosofía es intentar contar con gente comprometida y que le apetece trabajar e ir construyendo poco a poco”

Por el momento, en la escuela de base juegan desde niños de 4 a chavales de 18 años. Un segmento en el que llevan trabajando dos años y en donde están empezando a poner toda la carne en el asador. Los resultados están empezando a llegar. La nómina de inscritos ha pasado de 11 a 40 niños. La labor en la base se completa con un pequeño equipo de competición que cuenta ahora mismo con tres jugadores a ‘full time’ que, explica Ortega, “estudian on line”. “ En competición también somos base de un jugador sueco que está 900 y la federación rusa que hace varias semanas aquí”, concluye un Fernando Ortega que añade que “a nivel de escuela base hacemos el último sábado de cada mes, un torneo por niveles con bola naranja, roja, verde. Torneo gratuito. El segundo sábado de cada mes tenemos un torneo federado de todas las categorías”

Sobre el futuro, Ortega se muestra optimista y seguro del trabajo que llevan haciendo desde hace tiempo: “Seguir haciendo lo que estamos haciendo, estamos muy contentos de como van las cosas. Trabajamos con grupos y academias que vienen de fuera. La federación de tenis rusa hace el stage de invierno aquí, tenemos un par de academias rusas con las que colaboramos…intentamos tener todo muy diversificado”

Instalaciones
10 pistas, ( 6 greenset y 4 tierra batida) y 3 de minitenis + gimnasio

Un comentario

  1. Será club de autor de serie B o serie de terror. Sino que le pregunten al ex socio y ex amigo que se fue con él a montar el club, y el “señor” Ortega le dejo un par de pufos y un atraco a mano armada robándole pasta por todos los sitios.
    Está muy bien utilizar el trabajo de los demás en beneficio propio dejando a la gente tirada, así cualquiera lo tiene más fácil para crecer. El tiempo pone a cada uno en su lugar, y a cada cerdo…
    Escuché al “señor” Ortega decir que su amigo y compañero de viaje, era justamente eso, su amigo, pero no le costó mucho deshacerse de él.

Responder

Tu dirección de Email no será publicada. Campos obligatorios *

*

Scroll To Top
Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien