Home / General / ITF y el drama del Transition Tour by Sport&Life

ITF y el drama del Transition Tour by Sport&Life

El nuevo Transition Tour diseñado por la ITF genera muchas dudas en el mundo del tenis. En Sport & Life Academy han elaborado un texto en el que se explica lo que es un nuevo sistema de competición que, a su juicio, perjudica la llegada de los jugadores al tenis profesional al limitar su participación en torneos.

Según un articulo del New York Times https://www.nytimes.com/2018/05/22/sports/tennis/ncaa-tournament-itf-transition-tour.html , con el nuevo reglamento de la ITF, desde enero de 2019, 12,000 hombres y mujeres serán eliminados de las clasificaciones del tenis profesional, lo que representa alrededor del 90% de los jugadores actuales.
Con el nuevo año ha dado comienzo una nueva gira mundial de la ITF (ITF World Tour) desde el pasado 1 de enero – echémosle un vistazo rápido.

El primer gran cambio es la reducción de plazas para los cuadros de calificación de 64 ( o incluso 128) a 24 jugadores. Si calculas los participantes que han habido en la semana de torneos del 7 de enero de 2019, solo 168 mujeres y 336 hombres han tenido la posibilidad de competir en todo el mundo (3 torneos de mujeres y 6 de hombres). Además, para un torneo femenino , han tenido que viajar a Martinique, Hong Kong o Túnez, dificultando aún mas la participación en ellos.

En todo enero 2019 ha habido 1.512 plazas para mujeres y 1.614 plazas para hombres disponibles, solo en el caso de que cada jugador haya jugado un solo torneo en el mes de enero, lo cual es algo inusual cuando viajas de torneo.
Suena a mucho, pero hay que recordar que hay alrededor de 3.500 hombres y 2.400 mujeres en las listas ITF World Tour Rankings. Si hacemos la resta, estamos hablando de casi 1.000 mujeres y 2.000 hombres con ranking que se van a quedar sin poder jugar.

Jugadores junior

Además de los jugadores con ranking ITF, los jugadores junior que no estén en el top 100, no son elegibles para las plazas reservadas para los cuadros finales de ninguno de los torneos ITF WORLD TOUR.
Todo ello sin contar a los jugadores/as con solo ranking nacional, a los jugadores/as de las universidades Americanas o los/as jugadores que estén fuera del ranking por lesión, que hasta diciembre del año pasado tuvieron la opción de participar en torneos ITF y con el nuevo sistema tampoco van a poder, lo que aumenta el numero de jugadores que se quedan sin poder participar, salvo que entren por Wild Card.

Volviendo a los juniors, forzados estos a llegar al TOP 100 mundial para así poder disputar un torneo internacional después de los 18 años, ello nos llevará a que este perfil de jugador tendrá aún mas dificultades para compaginar los estudios con el tenis al tener que darle mayor preponderancia a los torneos que anteriormente para así poder tener la opción de puntuar para el ranking ITF Junior.

Axel Geller (Argentina), Nº1 del mundo Junior 2017, disputó una temporada para Stanford University en los Estados Unidos. Ello le hizo bajar su ranking en 2018 a la posición 1.416. Un Ranking probablemente no lo suficientemente alto como para poder disputar algún torneo el año que viene.

“Ganarás partidos si eres lo suficientemente bueno. El problema vendrá cuando no seas capaz de entrar en ningún torneo”, expresó Geller meses atrás en el diario NEW YORKTIMES https://www.nytimes.com/2018/05/22/sports/tennis/ncaa-tournament-itf-transition- tour.html

También habrá una gran expulsión de aquellos jugadores/as que desarrollen su potencial mas tarde, algo que la ITF debería tener en cuenta ya que tal y como se ve, hay un aumento de la edad media que tienen los jugadores/as en alcanzar el TOP 100 mundial (27,6 años en hombres y 24,8 años en mujeres).

Si las nuevas reglas de la ITF para este 2019 se asientan, prosperas carreras de jugadores de las universidades como Benjamin Becker, John Isner, Kevin Anderson, Nicole Gibbs o Steve Johnson no volverán a ocurrir en el futuro porque no tendrán ninguna opción de entrar al primer nivel de los torneos internacionales y estarán esperando a la suerte de que se les otorguen Wild Cards para poder competir. Esta situación abrirá las puertas, aún más si cabe, a lo que ya venía ocurriendo en algunos torneos, tales como vender Wild Cards que otorguen plaza en las previas o cuadros finales, amaños para sumar puntos que permitan tener ranking u otras posibilidades deshonestas para poder competir.

Para mayor despropósito, si ahora algún jugador/a está pensando en dedicarse a la modalidad de dobles, desde este año tendrá que estar aceptado/a en el cuadro de individuales para poder competir en ambos cuadros (solo para los torneos ITF 15.000$).

Según la ITF, el principal argumento para estos cambios en el reglamento es que van a haber más torneos ITF en cada Región/País, con lo que el jugador gastará menos dinero en viajes al ser las distancias mas cortas entre torneos. Sin embargo, si observamos el calendario actual de torneos ITF en 2019, en Europa solo vemos varios torneos seguidos en una misma región en el mes de Enero en Mallorca (Manacor 2 semanas y Palmanova 2
semanas). El resto del calendario 2019 está formado por torneos repartidos por todo el continente, debiendo viajar cada semana a un nuevo destino, encareciendo así el coste al jugador.

Pero no solo los jugadores son afectados por este nuevo sistema. Además, con el nuevo sistema, los torneos de 15.000$ de hombres y mujeres ya no son considerados torneos profesionales. Ante este nuevo escenario, ¿Qué marca o sponsor va a querer promocionar su imagen en torneos Amateur?. Si los sponsors caen, ¿Quién va a poder/querer organizar torneos? La situación se complicará aún más, especialmente en países en desarrollo, donde el dinero destinado al tenis suele ser realmente excepcional.

Hay que recordar que muchos torneos son organizados por hoteles o resorts con instalaciones deportivas, financiando el coste de la organización de cada torneo a través de los propios beneficios que dejan los jugadores/as al hospedarse en sus habitaciones. Es costumbre en estos hoteles o resorts organizar torneos muchas semanas consecutivas al año, lo que beneficia al jugador abaratando costes al poder realizar giras largas de torneos sin tener que viajar cada semana a un lugar distinto.

Si como dice la ITF desde enero 2019 la duración de los torneos pasa a ser de 10 a 7 días y además de ello se reduce el número de jugadores en las fases previas al haber menor número de plazas, los organizadores estiman una perdida de aproximadamente 14,400$ cada semana en Resorts como los que hay en Antalya (Turquía), Hammamet, Monastir y Tabarca (Túnez), Sharm el Sheikh y Cairo (Egipto) o Heraklion (Grecia).

Según el portal Tennis.life, el pasado mes de octubre publicó un articulo
https://tennis.life/2018/10/25/all-futures-tournaments-in-canada-cancelled-for-2019/ en el que anunciaron que Canada e Israel cancelan toda su gira de torneos Futures de hombres (15.000$ y 25.000$) y mujeres (15.000$) para este 2019 y seguramente mas países seguirán su ejemplo.

Desde este año, los torneos futures de hombres de 25,000$ solo otorgaran 1 punto ATP al finalista y 3 puntos ATP al ganador. Para 2020 esta previsto que ni los torneos de 15,000$ ni los de 25,000$ otorgaran puntos ATP. Todos los puntos ganados en 15,000$ y 25,000$ en el año 2020 serán puntos ITF World Tour. Esto alargará mucho más el proceso para cualquier jugador que quiera acceder al circuito profesional ATP, aumentando así su costes.

No esta previsto aumentar los premios en metálico de los torneos ITF, con lo que es difícil ver como el nuevo reglamento ayudará a los jugadores con sus gastos.
La ITF hace las reglas claramente, pero se olvida de la gente que actualmente desarrolla la base del tenis. ¿Qué pasa con los entrenadores, academias, clubes, familias, tiendas de tenis y muchos más que están detrás de cada jugador?.

Si hay menos torneos y el jugador tiene que dejar de jugar al tenis porque no tiene opción para competir, muchos entrenadores y academias perderán clientes, los árbitros dispondrán de menos oportunidades de arbitrar regularmente, las tiendas venderán menos material deportivo, las marcas perderán ingresos y al final de todo esto muchos conocimientos y experiencias en favor del desarrollo del tenis serán perdidos con poca opción de recuperarse.

Petición en Change.org

Previendo todo esto, la jugadora Maria Patrascu de nacionalida Canadiense empezó una petición online en la pagina web CHANGE.ORG que lleva actualmente 2,400 firmas
https://www.change.org/p/itf-international-tennis-federation-help-us-save-the-future-of-professional-tennis . La jugadora finalmente, después de una larga espera, pudo contactar con la ITF y tras una conversación de 1 hora pudo concluir que para la ITF estos cambios son “un gran experimento” y aprovecharon para transmitirle que “la ATP y WTA no se preocupan por los jugadores con ranking bajo” y que “la ITF está dando lo mejor de si
misma para mejorar su situación”.

Durante el año 2018 la ITF ha realizado sucesivos cambios en las nuevas normas varias veces sin mucha aclaración y sin publicar ningún anuncio en la Home PAGE avisando de todos estos cambios (sí en la sección en la que se ubica el nuevo reglamento). Hasta ahora, todos los documentos de la ITF solo están disponibles en inglés, francés y alemán, dejando así apartados a una gran comunidad emergente del tenis en países árabes asiáticos de estar plenamente conscientes de los cambios.

El camino hacia el tenis profesional necesita dedicación, talento, muchos años de trabajo,entusiasmo, un poco de suerte y muchas más cosas.

Esperemos que la ITF , fundada precisamente para hacer crecer el tenis, se de cuenta de la situación que se ha generado y ajuste las nuevas reglas de manera que los jóvenes de todo el mundo tengan la oportunidad de seguir su pasión y vivir la experiencia de competir como tenista profesional.

Artículado elaborado por Sport & Life Academy

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien