Home / Blog Coaching Mental / Confía siempre en el poder de tu esfuerzo by Vicente Cuairán
2013 05 09 Mutua Madrid Open 2013 David Ferrer FOTO: F.SEVILLANO/MMO

Confía siempre en el poder de tu esfuerzo by Vicente Cuairán

La RAE define el esfuerzo con tres entradas que me parecen muy interesantes:

– Empleo ENERGICO contra algún impulso o resistencia.
– Empleo enérgico del vigor o actividad del ánimo para conseguir algoVENCIENDO DIFICULTADES
– Empleo de elementos costosos en la CONSECUECIÓN DE ALGÚN FIN.

Dicho de otro modo, podríamos decir que el esfuerzo consiste en: “Dejarse el alma” venciendo dificultades a la hora de conseguir aquello que quieres.
Está claro que en la vida hace falta tener metas. Son fundamentales. Tienes que saber dónde te quieres ver. Cual es el sueño que quieres hacer realidad.
Y son importante porque sin metas ¿para qué voy a dejarme el alma para vencer dificultades? Además, mis metas van a definir la cantidad de esfuerzo que voy a necesitar emplear.

No será lo mismo el esfuerzo y las dificultades que necesitaré afrontar para comprarme un coche de 10.000 euros que para comprarme un coche de 100.000 euros. Así pues, lo primero que necesito es saber dónde quiero estar “cuál es mi meta” y lo segundo es entender que esfuerzo necesito hacer y qué obstáculos necesitaré vencer.

Además de entender mi meta tengo que saber y comprender que no voy a poder conseguir todas mis metas Y que, a veces, mi esfuerzo no se verá traducido en la meta.

¿Esto es un problema? Para algunos sí, para mí no.

Hace años trabajando con un gran jugador (y no lo digo solo por su tenis si no por la persona que era) hablábamos sobre las metas que se había planteado. Una meta que, aunque retadora, estaba dentro de sus posibilidades y que realmente era ilusionante.

Le pregunté que es lo que pasaría si, al final, no conseguíamos la meta y me dijo que si no tenía asegurado conseguir la meta, entonces no merecía la pena el esfuerzo. Esto era un problema porque nadie te puede asegurar al 100% que vayas a poder
alcanzar la meta.

Es algo que no está bajo tu control y por lo tanto existe la posibilidad de que no la consigas.

Estuvimos hablando sobre lo que significaba la meta. ¿Era un fin o una guía? Para él está claro que era un fin y para mí una guía de por dónde iba a ir el camino del esfuerzo.

Al final lo entendió y cuando mejor jugó en su vida fue cuando se metió en la pista aceptando que cabía la posibilidad de que no consiguiera la meta y que lo único que realmente importaba era dar la mejor versión de si mismo en cada cosa que hacía.

Luego las cosas podían salir mejor o peor, pero él estaba únicamente enfocado en competir cada bola como si fuera la única y luego ya veríamos que pasaba con la meta.

Aprendió a convivir con la idea de que la única recompensa era el propio esfuerzo (dentro y fuera de pista)

Aprendió a confiar en el poder de su esfuerzo y a convivir con la idea del FRACASO.

Ya, lo sé, fracaso es una palabra que parece fea. Nadie la quiere. Suena mal. ¿Quién quiere fracasar? ¿Quién quiere que las cosas salgan mal? ¿Dejamos que nuestros jugadores fracasen o les hacemos ver que eso no puede ser? ¿Les dejamos que se equivoquen o hay bolas que ya no toca fallar o puntos que no se pueden perder?

Tenemos, en mi opinión, una idea equivocada del fracaso. El fracaso es una realidad. Fracasa todo el mundo en algún momento y ¿sabéis quién fracasa más? El que más miedo le tiene al fracaso y el que con más fuerza quiere evitarlo.

Los jugadores y las personas que no tienen miedo al fracaso triunfan mucho más. ¿Por qué? Porque su mente no está focalizada en el miedo a un determinado futuro.

Si no le tengo miedo al fracaso ¿Por qué me voy a preocupar por él?

Y al no estar preocupados por el fracaso del futuro ponen toda su energía en ese esfuerzo que necesitan hacer para provocar ese futuro que quieren.
Porque el futuro no se exige, el futuro se PROVOCA con cada acción y cada esfuerzo que hago en el presente.

El éxito es una cuestión de probabilidades. Y quién tiene éxito es el que PROVOCA más probabilidades con su trabajo y dedicación.
El éxito consiste en disfrutar de la DIFICULTADES que te pone el camino, de los RETOS que te pone el camino.
Cada reto y cada dificultad te hacen siempre la misma pregunta ¿Cuánto deseas esa meta?

Ahí está la medida real de si verdad la quieres o no. Como te comportas en las dificultades y en los OBSTACULOS. Cuanto estás dispuesto a aguantar y a aprender de ellos. Eso define lo mucho que deseas realmente la meta.

Así que, ponte metas, acepta que no siempre vas a conseguir todas tus metas y concéntrate en una sola cosa PROVOCAR con tu ESFUERZO que haya más
PROBABILIDADES de conseguir esa META que buscas.

Si confías en tu esfuerzo, pase lo que pase, consigas o no consigas la meta, hay algo que nadie te va a poder quitar nunca, la satisfacción de trabajo hecho.
Y ese es, sin lugar a dudas, el mayor chute de confianza que existe.

Vicente Cuairán

@vicentecuairan
Director de Academia de Titanes – Empresa especializada en el entrenamiento mental
de jugadores de tenis.
www.academiadetitanes.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien