Home / Blog Coaching Mental / El Renacer de Garbiñe Muguruza by Vicente Cuairán

El Renacer de Garbiñe Muguruza by Vicente Cuairán

Decía Lao Tse, uno de los filósofos mas relevantes de la filosofía china que “Lo que la oruga llama el fin, el resto lo llama mariposa”.

Y quizás sea esto lo que le está pasando a Garbiñe Muguruza tras su derrota ante la brasileña Maia en Wimbledon y sea necesario que la oruga se convierta en mariposa.
Es indudable la calidad tenística de la jugadora nacida en Caracas. Solo así se entiende que haya llegado donde ha llegado dentro del circuito WTA.

Es muy frecuente escuchar que cuando un jugador está fluyendo, cuando un jugador está plenamente concentrado en el aquí y en el ahora se nota muchísimo en su rendimiento tenístico. Que cuanto más focalizada está su mentalidad, mayor es su calidad tenística.

Y, en mi opinión, en el caso de Garbiñe, esto es especialmente destacable.
Ver jugar a una Muguruza focalizada es una auténtica gozada para el tenis, agresividad, solidez, direcciones, estética, aceptación, calma, soluciones… Lo tiene casi todo.

Ahora bien, ver a una Garbiñe mal focalizada ofrece el efecto contrario, tensión, enfado, vueltas al problema, malos modos, errores, falta de soluciones… No voy a entrar en la relación que ella tuvo con su entrenador Sam Sumyk porque creo que eso es algo que debe quedar entre ellos.

Voy a entrar únicamente en un aspecto que me parece crucial en el caso de la española, que es el tema de la gestión de los resultados, de la importancia que tienen y del valor que le da. Creo que Garbiñe le da demasiado valor a los resultados, creo que se focaliza en exceso en tener una mentalidad orientada a ganar y eso es, en mi opinión, uno de los aspectos que le van a impedir a la de Caracas poder volver a desarrollar todo su potencial.

Cuando lees sus artículos o cuando repasas sus declaraciones, la palabra ganar, la palabra perder y la palabra resultado tienen muchísimo peso.
El pensamiento se articula a través de lo que decimos por lo que cuando escuchamos hablar a Garbiñe en esos términos lo que deducimos es que el peso del resultado es prioritario en su manera de pensar y en su mentalidad.

Por ejemplo, declaraciones como: “Necesitaba que Sam me ayudara a tener una mente más ganadora” o como el tweet de despedida que le escribió a su ex – entrenador francés, “Unas palabras para anunciar el fin de una extraordinaria aventura. Dos Grand Slams y el número uno mundial. Más que agradecida por estos cuatro años. Gracias Sam”

No dice que deseaba que su entrenador desarrollara en ella una mentalidad que le diera más rendimiento y en su despedida no se refiere a los aspectos de rendimiento que ha conseguido entrenando con él, si no, que se ha remitido a destacar los resultados obtenidos.

Y alguno pensará que, en el fondo, es lo que ella quería decir. Y quizás sea así pero cuando lo pensamos y lo decimos de manera equivocada hace que nuestra mente no sepa exactamente lo que queremos por lo que es, clave, expresar las cosas de manera concreta y eficazmente.

La situación en la que se encuentra actualmente Muguruza tiene mucho con ver con esta mentalidad tan enfocada al resultado. De la misma manera los partidos en los que Garbiñe no puede dar su mejor versión tienen que ver con la misma situación.

Una mentalidad orientada prioritariamente al resultado se traduce en: tensión, enfados, darle vueltas al problema, miedo, bajo rendimiento, negativismo y concentración ineficaz. Vamos un desastre…

Garbiñe, como decía Lao Tse, es una mariposa en potencia pero necesita un cambio radical en su mentalidad. Tiene que aprender a dejar de lado el resultado y focalizarse exclusivamente en un solo concepto “mentalidad de rendimiento”.

“Mente focalizada en el rendimiento” es la palabra mágica que puede hacer que reaparezca la mejor versión de la caraqueña. Recuperar la calma, la búsqueda de soluciones, el positivismo, la concentración en la tarea, la activa y la lucha de cada bola es el objetivo de rendimiento principal que
necesita recuperar ahora mismo.

Y para ese camino hacen falta dos cambios, un primer cambio en cuanto a objetivos y un segundo cambio en cuanto de creencias.

Si Garbiñe es capaz de hacer ese cambio es su mentalidad y pasar del resultado al rendimiento no tengo dudas de que la oruga se convertirá en mariposa y que volveremos a ver de nuevo a Garbiñe sacando todo ese tenis que lleva dentro y con el que tanto disfrutamos.

Vicente Cuairán
@vicentecuairan
Director de Academia de Titanes – Empresa especializada en el entrenamiento mental de jugadores de tenis.
www.academiadetitanes.com

Un comentario

  1. Whoa! Tһis blog looks exaсtly like my old one!

    It’s on a entirely different topoic but it hass pretty much the same layout and design. Excellent choice of colors!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien