Home / General / Empuñaduras 2.0. Artículo de opinión de Carles Sastre, director técnico Escuela de Tenis Salt

Empuñaduras 2.0. Artículo de opinión de Carles Sastre, director técnico Escuela de Tenis Salt

Carles Sastre escribe por segunda ocasión en industriadeltenis.com. Explica en este artículo, muy técnico, diferentes tipos de empuñaduras, con la intención de generar un debate al respecto . Sastre es director técnico de la Escuela de Tenis Salt, donde mantiene un grupo de trabajo con cerca de 250 alumnos y en la que ha formado una escuela de tenis base que ya ha comenzado a dar sus frutos en los primeros escalones del tenis de competición.

 

En esta Era de tecnología y sofisticación , hablar sobre empuñaduras puede resultar tedioso e incluso anacrónico. Mi intención no es generar debate entre partidarios de westerns extremas y semis tirando a este, sino generar inquietudes. Partamos de que las empuñaduras las clasificamos según el apoyo de la palma de la mano así como de la base palmar del dedo índice. Esta clasificación es básica, un punto de partida, una referencia, no un todo.

Hace años , recuerdo que incluíamos otra variante: empuñados cortos o largos, que hacía referencia al agarre de los dedos, muy juntos o separados. Me gustaría plantearlo de otra manera, para poder profundizar, como campo de estudio.

Si trazamos una linia desde la base palmar del dedo índice y la zona hipotenar, nos daremos cuenta rápidamente , que manteniendo una misma empuñadura podemos desplazar esta linia, obteniendo empuñados cortos o largos.

Estas variantes, a veces sutiles, pueden llegar a hacernos parecer que nuestr@ jugador@ va “pasad@” cuando realmente no es así. La morfología propia de cada mano, también determinará el ángulo de esta línia respecto a la empuñadura, puesto que no todas las manos tienen las mismas proporciones: dedos cortos y palma larga o viceversa, anchura, grosor…
Por eso siempre es arriesgado hablar de empuñaduras. Simplemente determinar quien usa cual, se torna tarea difícil incluyendo estas variables.

Podemos complicarlo un poco más, si tenemos en cuenta que algunos jugadores dejan sin apoyo la zona hipotenar , situándola fuera del taco, apoyando este directamente en la palma.

Como podeis ver , el tema da para mucho, sin entrar en qué fuerza de agarre es la óptima o qué tamaño de grip es el adecuado, o la posición del pulgar… pero esto ya da para otro artículo ;)

3 comentarios

  1. Es bonito volver a la base, recordar, situar, etc.. Espero próximos artículos de Carles con interés. Sería adecuado, en mi opinión, evolucionar partiendo de este artículo, como concretar puntos de impacto según empuñaduras. Gracias, un saludo y felicidades por tratar aspectos técnicos.

  2. Francesc Castellví

    Cómo siempre ha sido, el tema “empuñaduras” dá para mucho. Cuando hablamos de la mano hay que tener en cuenta el ENORME campo sensitivo/cognitivo que esta parte de nuestro cuerpo ocupa en nuestro espectro mental. Es así como entendemos mejor la importancia que tiene en las empuñaduras tener una satisfactoria SENSACION respetando los limites de correccion i efectividad. En otros aspectos biomecanicos no tenemos ese rechazo que sí existe cuando le cambiamos la empuñadura a algun alumno y que se traduce en esa sensacion/pensamiento que a veces nos vemos obligados a corregir, “no te preocupes, sé que si estas pensando que con este agarre es imposible jugar….” este pensamiento tan común es la manifestación de la relevancia que la sensibilidad de la mano nos plantea. Con un inicio correcto en el aprendizaje desaparece este problema de adaptacion posterior. Muy bueno Carles, esperamos el proximo.

  3. Gracias compañeros!
    Próximamente profundizaré más en el tema.

    Sigamos todos apretando!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien