Home / Blog Coaching Mental / Cómo gestionar mentalmente los momentos importantes del partido by Vicente Cuairán

Cómo gestionar mentalmente los momentos importantes del partido by Vicente Cuairán

Una de las cosas que me parecen más importantes a la hora de crecer en nuestra actitud y fuerza mental es la gestión mental que hacemos en los “momentos importantes” del partido. Y pongo “momentos importantes” entre comillas porque la primera cosa en la que quiero reflexionar es en la idea de si realmente existen momentos más importantes que otros y si deberíamos pensar en la idea de que un momento es más importante que otro.

Tendemos a decir, porque lo llevamos oyendo toda la vida y lo seguimos oyendo y diciendo, que hay momentos claves o momentos más importantes que otros del partido como por ejemplo los puntos de break, los puntos de set, los puntos de partido, los finales de set o los finales de partido… Incluso hablamos y decimos que hay torneos que son más o menos importantes que otros.

La pregunta que me hago es ¿esto es cierto? ¿Hay momentos más importantes que otros? ¿Hay torneos más importantes que otros?

Yo, en lo que se refiere a estás preguntas, niego la mayor y digo que no, que no existen momentos más importantes que otros ni dentro ni fuera de la pista. Dentro del programa de entrenamiento mental que llevo a cabo con mis jugadores/as uno de los temas que tratamos es precisamente este. Y cuando llegamos a este punto les hago reflexionar a este respecto haciéndoles una pregunta: ¿Qué punto es más importante, un 15- 15 del primer juego del partido o un 40-30 con set y 5-4 a favor del rival, es decir, punto de partido para el rival?

El 99% me responde que el punto de partido a favor del rival es mucho más importante que el 15-15 del primer juego del partido. ¿Pero esto realmente es así? Lo cierto es que no es así. Ningún punto es más importante que otro. El 15-15 del primer juego es tan importante como el 40-30 del punto de partido.

¡Valen exactamente lo mismo! Un punto.

Lo que les hace diferente no es su importancia, es su consecuencia. Si pierdo el 15-15 iguales del primer juego del set sigo en el partido y si pierdo el punto de partido se acaba el partido.

Pero nosotros que somos, ¿jugadores/as que piensa en lo que hay que hacer en cada punto o jugadores/as que piensan en las consecuencias de lo que va a pasar con el punto? La respuesta a esta pregunta es fundamente a la hora de gestionar y desarrollar una correcta actitud mental.

Los jugadores/as que piensan en las consecuencias de los puntos y dan más importancia a unos puntos que a otros suelen ponerse en estas situaciones de partido mucho más tensos, están mucho más focalizados en lo que va a pasar (resultado) y tienden a tener unos pensamientos mucho más negativos que se traduce en que juegan al inicio y durante el punto más tensos, con más miedo el punto y por lo tanto son mucho menos competitivos en
estas situaciones.

Por el contrario, los jugadores/as que piensan y dan la misma importancia a unos puntos que a otros suelen estar en estas situaciones de partido mucho más tranquilos, consiguen una mayor focalización en lo que quieren hacer (tarea o jugada) y tienden así a tener unos pensamientos mucho más positivos que se traducen en que juegan al inicio y durante elpunto mucho más activos e intensos, con más mayor fluidez y orden en sus tiros y por lo tanto son mucho más competitivos en estas situaciones.

En mi opinión tenemos que dejar de hablar de puntos importantes o de momentos importantes o de torneos importantes para empezar a darle la misma importancia a cada momento que vivimos.

Tenemos que ayudar a nuestros jugadores/as a que aprendan a focalizarse en el presente y en lo que quieren hacer ahora y se olviden de las consecuencias porque éstas serán en resultado de mi rendimiento en este momento que estoy viviendo.

Cada vez que le decimos a un jugador/a estos momentos es “muy importante” en realidad le estamos diciendo “no lo vayas a perder”, “tienes que ganar este punto”, “como pierdas este punto de vas para casa” y ese mensaje solo puede provocar en el jugador/a tensión, miedo y una focalización en las consecuencias y en el resultado y encima de manera negativa. Cada vez que le decimos al jugador/a que viva el presente, que le de la misma importancia a cada punto y que juegue punto a punto le damos la oportunidad de que disfrute de cada momento, de que juegue focalizado y de manera activa e intensa casa punto porque solo le importa lo que tiene que hacer durante el punto y no deja que las consecuencias le resten energías convertidas en miedos y dudas de lo que pasará.

Cuando somos capaces de vivir en el presente y dando el mismo valor a cada cosa que hacemos, a cada momento que vivimos es cuando somos capaces de dar lo mejor de nosotros en cada momento y de rendir a nuestro mejor nivel.

Así que la mejor manera de gestionar mentalmente los momentos importantes es precisamente dejar de verlos como momentos importantes y darle el mismo valor a cada punto y a cada momento del partido.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien