Home / Blog Coaching Mental / La gestión mental post partido. Blog de Entrenamiento Mental de Vicente Cuairán

La gestión mental post partido. Blog de Entrenamiento Mental de Vicente Cuairán

Después de un partido solo pueden pasar dos cosas, que lo ganemos o que lo perdamos. Esta es la lectura más habitual que hacemos de los partidos. Pero esta manera de ver el post- partido es totalmente insuficiente ya que únicamente evalúa lo que ha pasado con el resultado dejando fuera algo que es todavía mucho más importante, como hemos competido (independientemente del resultado)

En mi opinión, son 4 las cosas que pueden pasar después de un partido:
1. Que tenga éxito con resultado.
2. Que tenga éxito sin resultado.
3. Que fracase con resultado.
4. Que fracase sin resultado.

Veamos que es cada una de ellas:

1. Éxito con resultado.
Tenemos éxito con resultado cuando lo que depende al 100% de nosotros (que es nuestra mentalidad y manera de competir) ha sido correcta y además lo que no depende de nosotros al 100% (que es el resultado) también lo hemos conseguido, es decir, ganar el partido.

2. Éxito sin resultado.
Tenemos éxito sin resultado cuando lo que depende al 100% de nosotros (que es nuestra mentalidad y manera de competir) ha sido correcta pero lo que no depende de nosotros al 100% (que es el resultado) no lo hemos conseguido, es decir, hemos perdido el partido.

3. Fracaso con resultado.
Tenemos fracaso con resultado cuando lo que depende al 100% de nosotros (que es nuestra mentalidad y manera de competir) no ha sido correcta pero lo que no depende de nosotros al 100% (que es el resultado) lo hemos conseguido, es decir, hemos ganado el partido.

4. Fracaso sin resultado.
Tenemos fracaso con resultado cuando lo que depende al 100% de nosotros (que es nuestra mentalidad y manera de competir) no ha sido correcta pero lo que no depende de nosotros al 100% (que es el resultado) tampoco no lo hemos conseguido, es decir, hemos perdido el partido. Vivimos en una sociedad en la que el éxito y el fracaso se asocia exclusivamente a los resultados que conseguimos y, sinceramente, no estoy en absoluto de acuerdo. Básicamente porque los resultados no dependen de nosotros al 100% con lo que no tendría mucho sentido que nos sintiéramos fracasados por algo que no podemos controlar al 100% como es el resultado y en
consecuencia ganar o perder el partido.

Comparemos a Nadal con Ferrer ¿los dos han conseguido los mismos resultados? No, Nadal ha conseguido muchos mejores resultados con Ferrer. ¿Podríamos decir que tanto Nadal como Ferrer han sido jugadores exitosos? Por supuesto. ¿Y por qué, si Ferrer no ha conseguido tantos títulos como Nadal? Porque lo que valoramos en Ferrer es su capacidad de lucha, de entrega, de crecimiento, su tenacidad y su valor para enfrentarse a las dificultades. De la misma manera que lo hacemos con Rafa. Y por eso, los consideramos a ambos e, independientemente de sus títulos, dos jugadores de éxito.

Al final de un partido el éxito o el fracaso del partido no está en el marcador, no está en el 6/4 – 6/4 arriba o abajo. Está en todo lo que has hecho durante el partido. En tu manera de competir, en tu manera de abordar las dificultades, en la actitud que has tenido ante los obstáculos del partido, en como has gestionado tus emociones y pensamientos. Ahí está el verdadero éxito porque eso es
lo que depende única y exclusivamente de ti. Eso es lo que puedes controlar al 100%. Luego ya veremos si tus soluciones te permiten o no ganar el partido. Si te lo permiten, genial, y si no te lo permiten, genial también, porque eso te está dando información de lo que necesitas entrenar en el futuro.

¿Qué sentido tiene ganar partidos si fracasamos teniendo una mala actitud o manera de competir indeseable? Un ejemplo de esto podría ser Kyrgios. No podemos obviar que el australiano está consiguiendo buenos resultados a nivel de ranking ATP pero… ¿de verdad qué es eso lo que queremos ser?

Ten en cuenta, además, que tú no eres tus resultados, porque los resultados no te definen como jugador/a (ya sean buenos o malos), lo que de verdad te define es tu manera de competir y de rendir en pista y ahí es donde tienes que poner el foco para decidir y valorar tu éxito o fracaso.

Así que, a partir de ahora, cuando salgas del partido (antes de cualquier otra cosa) pregúntate ¿cómo he competido y rendido en pista? Porque de la respuesta a esa pregunta dependerá si el partido ha sido un éxito o un fracaso (y no lo que haya pasado con el resultado)

Un comentario

  1. Gran artículo, gracias por compartir tu sabiduría. Un saludo. 🎾

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien