Home / General / La historia de Cisco García: “Mi consejo es atreverse, hacer cosas y ser valientes”

La historia de Cisco García: “Mi consejo es atreverse, hacer cosas y ser valientes”

Cisco García cuenta en primera persona su historia personal y su pasión por el Tenis en Silla de Ruedas, una relación que surgió durante su recuperación en el Hospital de Parapléjicos de Toledo, en la escuela que allí tiene la Fundación Emilio Sánchez Vicario. Estos son algunos pasejes del vídeo en el que Cisco García cuenta su experiencia.

Su historia personal ligada a su pasión, el Tenis en Silla, nacida durante su recuperación en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo con la Escuela de la Fundación Emilio Sánchez Vicario. “Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender
un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente”, decía Stendhal, destacado autor del realismo.

Así lo entiende y así lo vive Cisco García, cordobés de 35 años que sufrió el 28 de diciembre de 2015 un accidente practicando snowboard, que le llevó al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo en enero de 2016. En su período de recuperación participó en la Escuela de Tenis y Silla de Ruedas de la Fundación Emilio Sánchez Vicario, en la que estuvo 4 meses, siendo tal su mejoría que aceleró su recuperación, adelantándola en 2 meses.

“A mí me apasionaba el Tenis, y que allí, me ofrecieran entrenamientos, una pista y material me sirvió muchísimo. Me despejaba la mente y me enseñó una pasión, que es a la que me dedico ahora, el Tenis en silla de Ruedas”, afirma Cisco. Esa pasión le ha llevado en tiempo casi récord, en apenas un año y medio, a clasificarse por primera vez, para jugar el Master Nacional en Silla de Ruedas en el Real Club de Polo de Barcelona, que ha reunido a los 8 mejores de esta disciplina.

Su profesor en la Escuela de la Fundación Emilio Sánchez Vicario en el Hospital de Parapléjicos, Francisco de Asís Asensio, le recuerda como “un joven con un espíritu de superación constante”, y destaca de él, “su ilusión y capacidad de esfuerzo”. Cisco se sincera, afirma que tuvo miedos y dudas, incluso le inquietaba la sensación de cómo le volverían a mirar; “las mismas dudas que pueda tener hoy día cualquier persona que pasa por una situación así”.

A la vez era consciente de que “debía afrontar a partir de entonces la realidad de la vida, algo tan simple como las aceras”, es decir, “a tener autonomía en el día a día”. Y tiene un mensaje positivo, tanto para quienes aman este deporte, como para quienes no lo conocen y muy especialmente para quienes son o han sido pacientes del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

“Quiero animaros a que os atreváis, que seáis valientes, que hagáis cosas, porque en este tiempo yo he viajado por muchos países, por países donde no hay adaptación. Se puede hacer de todo, porque lo que no puedo hacer con las piernas, lo hago con los brazos, así que podéis con todo”, concluye Cisco.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien