Home / General / La muerte súbita en el deporte. ¿Podemos prevenirla? Opinión Doctor Fernando de la Guía

La muerte súbita en el deporte. ¿Podemos prevenirla? Opinión Doctor Fernando de la Guía

A lo largo de todo el año vemos publicadas noticias de muertes súbitas en deportistas, pero también numerosos artículos en revistas médicas en relación con el indudable beneficio de la actividad física sobre nuestra salud. Hablamos sobre este tema con el doctor Fernando de la Guía, especialista en cardiología y responsable médico de la Clínica REMA, dedicada a la Rehabilitación Cardíaca y Cardiología Deportiva, ubicada en Dénia (Alicante), siendo uno de los miembros de trabajo del grupo de cardiología del deporte de la Sociedad Española de Cardiología.

El Dr. de la Guía asegura que “se ha instaurado una moda con el ejercicio que desde el punto de vista médico es muy positiva, ya que todo lo que sea evitar el sedentarismo y la inactividad física, debe ser acogido como una buena noticia. El ejercicio, el deporte, la actividad física es salud, y los médicos debemos potenciarla siempre”. El especialista en cardiología deportiva indica que “el problema al que nos enfrentamos los médicos que nos dedicamos al mundo del deporte, es que a menudo y por desgracia, la primera manifestación o síntoma de una enfermedad cardíaca en los jóvenes es también el último, es decir, la muerte súbita”. “En reuniones médicas encontramos gran controversia y debate entre profesionales que se decantan hacia la opción de realizar chequeos o reconocimientos preparticipativos a deportistas jóvenes, incluyendo toda una batería de pruebas diagnósticas disponibles, y otros que son más reacios a realizarlas, apoyando que con un electrocardiograma (ECG) de 12 derivaciones acompañada de una exploración y una historia clínica detallada sería suficiente”, afirma.

El Doctor Fernando de la Guía nos recuerda cuales son las causas más frecuentes de muerte súbita en deportistas jóvenes: “Cuando hablamos de jóvenes, nos estamos refiriendo por debajo de 35 años. Suelen ser patologías estructurales del corazón y relacionadas con las arritmias, es decir, con alteraciones del pulso, entre las que se incluyen la miocardiopatía hipertrófica, dilatada y arritmogénica del ventrículo derecho,
miocarditis, síndrome de QT largo congénito, síndrome de Brugada y taquicardia ventricular polimórfica catecolaminérgica, entre otras”.

Mucha gente cuando habla de este tema se pregunta si hay una base genética, y el doctor de la Guía destaca que “la muerte súbita puede ser causada por variantes genéticas y lesiones cardíacas adquiridas, que están presentes en el 0.3% de la población. El problema es que la gran mayoría desconocen su enfermedad y llevan una vida normal realizando actividades cotidianas sin control alguno, aunque algunos pueden presentar síntomas previos, que nos pueden ayudar al diagnóstico precoz”.

Sobre la utilidad de la realización de pruebas genéticas a los deportistas, El Dr. de la Guía resalta que “con las condiciones actuales es imposible generalizar estas técnicas, pero la verdad es que estas pruebas son capaces de identificar una mutación genética cardíaca clínicamente relevante para casi un tercio de los casos de muerte súbita inexplicada y aumenta la probabilidad de identificar una posible causa de muerte en
personas en los que solo se ha realizado la autopsia”. El cardiólogo subraya que “cada cuatro días una persona joven, menor de 35 años, fallece por muerte súbita cardíaca, y esto alarma mucho a la sociedad”, y por ello se plantea la pregunta de realizar un screening o un cribado de enfermedad cardíaca en deportistas menores de 35 años.

El Dr. de la Guía indica que “hacer pruebas a todos los deportistas no es viable, y seguimos encontrándonos con detractores y seguidores. Ciertamente el mayor beneficio lo conseguiríamos en deportistas con mayor riesgo cardiovascular, es decir, hipertensos, diabéticos, fumadores, con antecedentes familiares de problemas cardiovasculares y, en este estudio la presencia de enfermedad coronaria que es la que deriva hacia un infarto de miocardio, es más elevada de lo que inicialmente se podría sospechar en personas jóvenes”. Insiste en que “el
consumo de tabaco, refrescos azucarados y alcohol, el sobrepeso, así como una dieta rica en grasas saturadas, no son buenos compañeros para nuestra salud, y por desgracia vemos a mucha gente haciendo actividad física que sigue teniendo malos hábitos. Hay gente que se está preparando para un maratón y es fumadora habitual, y esto es inaceptable”.  El deporte es salud y deberíamos hacerlo siempre bajo un control médico, porque tal y como nos resume el especialista,“con menos de lo que cuestan unas buenas zapatillas para correr o jugar al tenis podemos realizarnos un adecuado chequeo cardiovascular”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien