Home / General / «El Modelo ABC. Manejo de emociones en el tenis de alta competición» La opinión de Maite Iriarte

«El Modelo ABC. Manejo de emociones en el tenis de alta competición» La opinión de Maite Iriarte

Maite Iriarte Rego debuta como columnista en industriadeltenis.com con una columna de opinión donde, tomando como referencia el artículo El entrenamiento mental de Rafa Nadal firmado por Vicente Cuairán, disecciona lo que ha llamado el ‘Modelo ABC’ de gestión de las emociones. Iriarte, psicóloga y master en psicología de deporte en las Universidades alemanas de Colonia y Berlín, es mental coach, especialista en coaching contextual y ha participado en numerosos congresos y seminarios.

 

 

Mi amigo y colega Vicente Cuairán analiza en esta plataforma el momento por el que atraviesa Rafa Nadal tras ser eliminado en primera ronda del Australian Open por primera vez en su vida.Y en su artículo toca un tema que es importantísimo para el éxito en el deporte y en el tenis: el manejo de las emociones. Aprender a modular y regular emociones es un tema vital para todos lo que nos dedicamos al tenis de competición. Saber cómo dominar las emociones aporta una ventaja mental importantísima a la hora de luchar, dar el máximo rendimiento y puede marcar la dieferencia entre ganar o perder. Tenemos muchos ejemplos actuales en el tenis profesional: la derrota en semifinales de Serena Williams en el US Open por sentir la presión de ganar su 22 Grand Slam y alcanzar a Steffi Graf. La inesperada victoria de Angelique Kerber en el Open de Australia manteniendo la calma emocional y la derrota clara de Andy Murray que en la final contra Djokovic no dejaba de murmurar y hablar consigo mismo.

Puesto que la regulación de las emociones es en tenis tan decisiva quiero, con este artículo, complementar y ampliar la información que da mi compañero Vicente. Las emociones son energia en movimiento y su manejo es la clave del éxito porque con ello determinamos en qué dirección llevamos la energía: si nos paraliza o nos deja fluir. La tarea de regular emociones es una tarea flexible y activa. Con ello quiero decir, que una vez que sabes cómo hacerlo, tienes que aplicarlo de forma activa y en cada situación. Al igual que una buena derecha, la tienes que golpear activamente en muchas situaciones, con seguridad, agresivo y con valentia para ganar el partido. No sólo vale ser consciente de que tienes una derecha campeona, si no que la tienes que emplear. Lo mismo ocurre con las emociones. Haberlas manejado antes no es una garantía para el futuro como bien nos muestra el ejemplo de grandes campeones como Serena Williams o Andy Murray. Si no que tienes que regularlas siempre de forma activa y consciente en las distintas situaciones.

Y para que puedas hacerlo es muy importante que entiendas un principio: las emociones no son causa de las situaciones, si no de cómo interpretamos o evaluamos las situaciones. Como muy bien indica Vicente, las situaciones no tienen ningún significado emocional en sí mismas. Son los pensamientos que utilizamos para interpretar las situaciones lo que les dan significado. Las emociones siempre aparecen porque antes he pensado algo en relación a la situación.

Seguramente me dirás…pero Maite, si hago varios fallos tontos seguidos claro que mi enfado tiene que ver con los fallos, si no no me enfadaría. O me dirás, porque mi novia lo dejó conmigo estoy triste. Como el entrenador se fue de mi partido me puse triste. Si, así pensamos todos…la situación activadora (A), hacer fallos o la ruptura con la novia o el comportamiento del entrenador, me lleva a la consecuencia (C) de tener una emoción como la rabia, la frustración o la tristeza. Y a su vez porque estoy triste o enfadado tengo una reacción corporal consecuente (llorar, la musculatura se agarrota, me pongo rojo, respiro agitadamente), un comportamiento consecuente como tirar la raqueta, hablar conmigo mismo, no poder pensar con claridad y pensamientos como (no sé jugar, no sirvo para esto, vaya mierda de partido estás jugando, etc). Es decir la situación A provoca las consecuencias emocionales, corporales, de comportamiento y pensamientos (C). Asi lo vivimos casi todos la mayoria de las veces.

Pero examinemos esta relación causal con más detalle. Si es verdad que A provoca C (A=C), es decir que las situaciones provocan mis emociones, entonces tendríamos que pensar que cada vez que sale el sol (A) todos tendríamos que estar felices (C) y que cuando llueve (A) todos tendriamos que estar tristes (C). Lo cierto es que esto no es así, ni muchos menos.

Tampoco cuando un equipo marca un gol (A) todos están felices (C). Los del equipo marcador están felices (C1) los del equipo derrotado tristes (C2) y los observadores neutrales disfrutan de su cerveza (C3). ¿Cómo puede ser entonces, una sóla situación activadora A (gol) y tres emociones distintas C (tristeza, alegria y disfrutar de la cerveza)? Sí exacto, la clave está en como tú interpretas la situación, lo que piensas y cuál es tu sistema de creencias, de convicciones o Beliefs (B).

Como ves te acabo de explicar el modelo ABC clave para el manejo de emociones. ¿Y qué ventaja tiene este modelo o pensar que son mis propias interpretaciones o sistema de creencias lo que me hace tener emociones? Muy fácil, que las emociones no son un automatísmo que resulta de las situaciones (hacer fallos, ruptura con la novia o comportamiento del entrendor), si no que eres tú el que tiene emociones lo que te permite manejarlas y cambiarlas. Pero ¿cómo hacerlo? Muy fácil, examinando tu sistema de creencias, convicciones y pensamientos y viendo si son funcionales para el resultado que deseas.

Reformulando tus convicciones y pensamientos no dejarás que las situaciones te dominen emocionalmente. Reinterpretando las situaciones podrás manejar mejor tus emociones y harás que tu rendimiento aumente.

La ventaja del aplicar el modelo ABC es que no tienes que volver a ser una marioneta o a estar determinado por las situaciones o por lo que te ocurre. Eso marca la diferencia entre tener emociones o que las emociones te tengan a tí. Que las situaciones te dominen o que tu domines la situación. Porque las situaciones no tienen ningún significado emocional en sí mismas, depende del significado que le dés tú. Esto no quiere decir que no tengas emociones, al contrario, las emociones siempre son indicadores de algo que funciona o no funciona en el camino hacia el objetivo que te has propuesto. Si te enfadas continuamente ante los fallos o tienes miedo durante el partido te está indicando que es lo que no funciona todavia en tu forma de pensar, de ver las cosas o en tu sistema de convicciones o en tu actitud para poder sacar tu mejor tenis. Y si te dejas de enfadar, frustrar o de tener miedo es porque has cambiado tu forma de pensar y tu actitud, que a su vez te permite tener más emociones de flujo que te ayudan a conseguir más de lo que tu quieres.

Vamos a hacerlo más concreto, retomando el ejemplo de Vicente. Si pienso que los fallos me impiden ganar, que “no molan”, que no tendría porque hacerlos, me voy a enfadar. En este caso entiendo el fallo (bola detrás de la linea o en la red) como un resultado que no quiero, un resultado no deseado. Si no puedo dejar de hacer fallos, me frustraré y seguramente me implicaré menos en el partido y dudaré más de mi mismo y de mis capacidades. Sin embargo si consigo interpretar el fallo como un resultado más sin evaluarlo, sin juzgarlo. Un resultado que me ayuda a averiguar lo que funciona o no funciona, estaré tranquilo y centrado en correjir, centrado en la tarea y no en el resultado. Incluso puedo divertirme y mantenerme motivado e implicado a pesar de los errores porque estoy jugando, produciendo resultados que me indican algo y tengo emociones positivas ante el error porque forma parte del juego y me divierte jugar.

Seguro que habéis observado a los bebés cuando aprenden a andar (y todos hemos sido iguales). Yo todavía no he visto a ningún bebé que esté frustrado o enfadado porque se ha caído al suelo o por andar a gatas. Simplemente se caen y se levantan como experiencia en sí, sin evaluarla como algo negativo o positivo, si no como parte del juego, de su actividad. Todo lo quieren probar y experimentar y todo les sirve para aprender más sobre su equilibrio, sobre lo que funciona o no funciona a la hora de aprender a andar. No juzgan el resultado como algo bueno o malo, como algo deseable o no deseable. Todo cambia si con los resultados queremos demostrar algo sobre nosotros mismos o demostrarnos algo a nosotros mismos…pero este tema lo tocaré en otro artículo.

Por lo tanto, si no eres capaz de mantener la calma mental, no te preocupes. Forma parte de tu proceso de crecimiento. Las emociones te indican algo que no está funcionando en cuanto a dónde pones tu energía, en qué tipo de pensamientos pones tu atención y cuál es el sistema de creencias que te impide mantenerte calmado y equilibrado. Por lo tanto:

1. Las emociones son energía e indicadores de lo que funciona y no funciona en cuanto a nuestros objetivos y metas en la vida.

2. Puedes regular tus emociones si atiendes al modelo ABC. Este modelo te permite dar el primer paso a examinar el sistema de creencias y convicciones personales que te bloquean, que te impiden seguir avanzando y tener nuevos resultados.

3. Si eres capaz de manejar tus emociones porque has cambiado tu forma de pensar y de ver las cosas, podrás correguir más rápidamente y así obtener más rápido lo que quieres.

4. Un psicólogo del tenis o Mental Coach puede ayudarte a acelerar este proceso, para recuperar el control emocional y el dominio de determinadas situaciones y cambiar el sistema de creencias y convicciones que te impiden pasar al siguiente nivel de rendimiento.

En próximos artículos te daré una herramienta mental muy poderosa, que te apoya de forma fácil y eficaz a la hora de cambiar tu forma de pensar e interpretar situaciones. Lo que te aportará mucha libertad mental al enfrentarte a todo tipo de situaciones de competición.

3 comentarios

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien